miércoles, 13 de abril de 2011

Belleza


Capturo barcos errantes
y estelas, gaviota mía;
la mar desciende, vislumbro sueños
difuminando plateadas lonjas;
contemplo prados, yermas montañas
veo belleza al amar; poesía.

Descubro sabor a rosas
y a nueces, violeta mía;
muerdo la angustia, olvido el eco
que alma reprime; vuelo: soy verso;
junto a tu boca de anís, bohemia,
creo belleza de beso; almíbar.

Perfume que el viento expande
y extirpa, hojarasca mía;
por las laderas, sutil destello,
se desvanece contigo el día;
lo huelo todo, distingo albores;
sólo hay belleza al amarte, vida.

Voces etéreas del inaudito
y misterioso, tonada mía;
voltea al orbe, abraza el fuego
bajo la danza del rito fatuo;
cántame al son del silencio crudo;
oigo belleza al amar, marimba.

Camino, sigo la senda
del tibio vientre, óleo prohibido;
sueño aquel cielo, lo pinto todo
con estos dedos de sal y espuma;
sonríes vos, yo enciendo estrellas;
palpo belleza al amarte, linda.