jueves, 3 de noviembre de 2011

Renacer en tus orillas








7 comentarios:

  1. Ay, qué imágenes más bonitas, jeje. Al igual que el nuevo look de tu blog. Te ha quedado genial.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Enrique.

    Estas fotos las tomé centrándome en las conductas y belleza propias de sus protagonistas, quienes conviven con una parte de la plaga humana en una caleta de esta ciudad.

    Hacía falta algunos cambios por acá. Me parece muy bien que os gusten.

    Besos y un abrazo fraterno, amigo mío.

    ResponderEliminar
  3. hermosas fotos, no pensaba que en Valpo. habían tantos lobos marinos. Me encanto la foto de las aves revoloteando en el muelle.
    un abrazo Gimena TQM!

    ResponderEliminar
  4. Yo también te quiero mucho! =)
    Cuando vengas te presentaré a lxs lobxs marinxs de la caleta y les sacaremos fotos.
    Un abrazo y suerte en todo.

    ResponderEliminar
  5. el otro dia me fui a caminar por la orilla del mar, un parentesis necesario para el cuerpo y el alma! saludos!

    ResponderEliminar
  6. Y más que un paréntesis...

    Comparto contigo un pequeño poema de Alfonsina, que adjunto a la imagen del mar, desde sus orillas:

    Columnas de plata sostienen el cielo;
    varas de jaciento se levantan del mar;
    trepan a la bóveda
    guirnaldas de flores de sal.

    Escamas de sirenas de nácar
    envuelven las serpientes
    espejeantes del mar.

    Detrás del firmamento
    rueda su bola fría
    un sol blanco de cristal.

    Su luz esmerilada
    llama a todos los peces del mar.

    Verticales,
    asomando las bocas rosadas,
    todos los peces están.

    Saludos cordiales, Meduliana :)

    ResponderEliminar