miércoles, 29 de febrero de 2012

De celestes y grises





Canto para ti como la noche canta

 
Canto para ti como la noche canta
Y te cubre con su manto, ninfa, en silencio.
¿Cuántos siglos tardará el otoño
En volver al lecho, con su lluvia?
Los rayos del sol queman mis ojos;
Las aguas de mi pecho se evaporan: yo estallo
Y canto para ti como la noche canta, amor,
Desde el mástil enemigo de tu pueblo.
 

domingo, 26 de febrero de 2012

En torno a ti

 
Oigo vuestro cántico bendito en plena aurora;
Campanas rompen silencios de nuestras fauces.
Ruge el feroz torrente; el amor dulce socava…
Vierten soles, tropeles del universo.
Tiembla la angostura celestial de tu silueta;
Oh, cintura verde: árbol del parque enmudecido.
Curva hoscos parajes con la luz de su forma
La belleza inmemorial de tus caudales.
Irrumpe el misterio, absorto de manantiales,
Entre océanos difusos por su infinito.
Estalla cada vértebra, mi musa, bajo tu boca
Cada vez que en torno a ti honro el pecado.