viernes, 28 de septiembre de 2012

El silencio


Las palabras caen
gota a gota
como lluvia de versos
muertos 
sobre el papel mojado.

La tinta se ahoga
en la pluma
y trepa
hasta el silencio
de una boca inerte.

Las horas florecen
entre las vastas noches
de siglos interminables.

Las palabras caen
una tras otra
como lluvia de versos
muertos sobre las llamas
de la memoria.

Ruedan las vértebras
mientras me pregunto
cuándo despertarán los párpados...

El silencio vierte en mi angustia
su maldita belleza inútil.