sábado, 21 de septiembre de 2013

Suenan los relojes


Suenan los relojes
Del tranvía.
Veloces fuegos como la lluvia
Caen sobre las sienes húmedas
Tiznadas con cenizas.

Insomnio; la ciudad ha muerto…
Deambulan los cadáveres.
Desaparezco
Entre las fosas comunes.

Un albatros juega a lo lejos
A trazar rumbos en su viaje.

Ir al más allá…
Venir clandestinamente al precipicio
De lxs mortales;
Caer en el vacío sin tocar fondo.
Volar entre los nubarrones de la mente;
Caer rendida a los pies de la noche
Y el silencio eterno.

Rugen los feroces contornos
De las formas
Y el cielo atraviesa un centenar de ecos
Lúgubres como la risa
Del tiempo sin rostro.

Regreso al mar de tus entrañas, 
Vida,
Me torno insolente 
Ante los nuevos asteroides.

lunes, 26 de agosto de 2013

Él trazó la Historia y el contexto



Él trazó la Historia y el contexto,
Abrazó axiomas y mezquindades;
Su pie aún obstruye 
Los torrentes revolucionarios.
Él quiso omitir nuestras virtudes,
Las convirtió en debilidades
Aprendidas por mujeres
Y eunucos.
Él trazó la Historia y sus poderes,
La divulgó por los salones;
Encendió fuego
Sobre la sangre ya derramada;
Él y los sofistas de las esquinas,
Los pseudodoctos, los pseudosantos,
Los enemigos de "la otra historia":
Los pseudosabios.

domingo, 25 de agosto de 2013

Historia entre comillas



Historia de los ricos
Historia de los héroes
Resabios de las mujeres
De la corona y las eclesiásticas.
Historia de los espectros
Y los desfavorecidos
La historia de aquellos “hombres”
Esa historia entre comillas...
Su historia y sus inventos
¿Una ciencia? Una farsa
Que olvida los otros cuerpos
Y omite la otra palabra.

lunes, 15 de julio de 2013

Recuerdos


      La luz invadía el bosque y el corazón inmiscuido en el trinar de los zorzales y otras aves silvestres. La voz de las aguas deshojaba los campos vastos que recorrían mis pasos minuciosos y a veces prestos a detenerse en los peñascos difusos… Oí los versos de aquel trovador invisible que apaciguó las montañas y los seres que habitaban esas tierras obscuras. El sabor de aquel perfume trastocó las guirnaldas de flores que enlazaban los dedos de mi amada. Mi voz se mezclaba con el canto que una boca acariciaba con ternura; las enredaderas caían desde las nubes, sobre los cabellos de lxs caminantes perdidxs. Cogí el papel y el lápiz tinta para trazar el cielo azul y sus senderos en la materia viva que sostendría esta creación durante un tiempo, mientras la lluvia descendía por mi rostro y los árboles derramaban sus hojas  desde las alturas.
        Aún retengo en la memoria las vértebras de esos versos que trocaron mi corazón en elegía.

miércoles, 12 de junio de 2013

Yacías


Yacías tendida
Sobre el albor de nuestra fuente
Cuando el jardín de los espejos
Dormía bajo la luna
Y tus dedos se estiraban
Hasta el fuego de la noche
Como cortando cometas
En el ombligo del mundo.

Somos 2 peces


Somos 2 peces dorados esta noche:
Naufragamos juntas
En el umbral de los segundos,
Entre los avatares del misterio cósmico
Y la buena fortuna.

Vacía


Vacía sin tus pensamientos
Y sus cardúmenes,
Sin las cascadas de tus vertientes
Ni el elixir de tus besos;
Sin el torrente de aquellas manos
Que conectan a estos dedos
Con los abismos
Celestiales de tu silueta
Difusa.

Vacía,
Camino por las costas
Sin cuerpo,
Embriagada con la lluvia;
El sol se desploma entre los hielos
Y el fuego
Es consumido por la duda.

El mar se extiende bajo las pisadas
Perdidas del inconsciente,
Los espejos del agua
Y la nostalgia.

El reflejo tuyo es mi figura
Difuminada
Bajo las ramas heridas de los sauces
Que encienden melancolías
Allá, en las quietudes de bosques
Impenetrables.

Los vientos absorben las almas
Cuando traspaso tu pecho
Con mis besos
Hechos de lluvia y manantiales.

miércoles, 17 de abril de 2013

Ella era poeta




Sus cabellos caían
Sobre los hombros
Menudos,
Albos como el reflejo
Oculto de la luna.

Su voz fluía 
Cuan cascada 
Por los oídos cautos
De músicos mentores.
 
Sus manos, 
Más delgadas que níveas,
Pintaban versos
Con las notas del alma.

Su vida
Era un vaivén de sinestesias.
Le llamaban Renée:
Ella era poeta.

Codicia

 
Entre las nubes del pensamiento,
Los disfraces de la codicia
Y los utópicos graznidos:
Los cardúmenes de la gloria,
El bulevar de los pecados.

Entre la cumbre de los escombros,
Los glaciares derretidos
Y los árboles deforestados:
Criaturas atormentadas,
Pavimento para lxs "sabixs".

Entre las torpes multitudes
Que incrementan con pretextos
Los efectos del consumismo:
Lxs vagabundxs de la tormenta,
Lxs ingenierxs del exterminio.

Entre las 100 hojas blancas
De los cuadernos cuadriculados
Que examinan lxs escolares:
La destrucción de toda duda,
La moral de lxs "favorecidxs".

Entre las armas clandestinas
Del ingenio libertario
Y lxs artífices oprimidxs:
El amor de lxs anormales,
Las proezas de fugitivxs.