miércoles, 17 de abril de 2013

Ella era poeta




Sus cabellos caían
Sobre los hombros
Menudos,
Albos como el reflejo
Oculto de la luna.

Su voz fluía 
Cuan cascada 
Por los oídos cautos
De músicos mentores.
 
Sus manos, 
Más delgadas que níveas,
Pintaban versos
Con las notas del alma.

Su vida
Era un vaivén de sinestesias.
Le llamaban Renée:
Ella era poeta.

Codicia

 
Entre las nubes del pensamiento,
Los disfraces de la codicia
Y los utópicos graznidos:
Los cardúmenes de la gloria,
El bulevar de los pecados.

Entre la cumbre de los escombros,
Los glaciares derretidos
Y los árboles deforestados:
Criaturas atormentadas,
Pavimento para lxs "sabixs".

Entre las torpes multitudes
Que incrementan con pretextos
Los efectos del consumismo:
Lxs vagabundxs de la tormenta,
Lxs ingenierxs del exterminio.

Entre las 100 hojas blancas
De los cuadernos cuadriculados
Que examinan lxs escolares:
La destrucción de toda duda,
La moral de lxs "favorecidxs".

Entre las armas clandestinas
Del ingenio libertario
Y lxs artífices oprimidxs:
El amor de lxs anormales,
Las proezas de fugitivxs.