miércoles, 17 de abril de 2013

Ella era poeta




Sus cabellos caían
Sobre los hombros
Menudos,
Albos como el reflejo
Oculto de la luna.

Su voz fluía 
Cuan cascada 
Por los oídos cautos
De músicos mentores.
 
Sus manos, 
Más delgadas que níveas,
Pintaban versos
Con las notas del alma.

Su vida
Era un vaivén de sinestesias.
Le llamaban Renée:
Ella era poeta.

4 comentarios:

  1. ¡Qué poema más bello! Eres talentosa, amada.

    ResponderEliminar
  2. "Sus manos,
    Más delgadas que níveas,
    Pintaban versos
    Con las notas del alma."
    Que delicadeza mas fina para describir, me encantó tu poema...en el 2011 me dejaste un post en una de mis entradas, recién hoy la vi...me hice seguidora de tu blog, que estés muy bien!!

    ResponderEliminar
  3. La amante:

    Gracias :*
    Tú también eres talentosa, poetisa mía.

    ResponderEliminar
  4. Sombra Luna:

    ¡Bienvenida al blog!
    Gracias por tus bellas palabras.
    Saludos :)

    ResponderEliminar