jueves, 5 de junio de 2014

Ermitaño


Ermitaño,
tú que vagas por los montes
sin vestimentas ni normas
inclementes,
cuéntame qué fue del río
y del ave que salvaste
con el arte de un arpista;
cuéntame, loco aventurero,
cuánta poesía
oyó la luna de tus noches.
Dime, corazón de escarcha,
cuánto tiempo hace
que gozas de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario